16 may. 2008

Los límites

Uno de los temas que más preocupan a la familia en nuestros días es el de “los límites”. Nos parece oportuno recordar las dos funciones básicas que corresponde ejercer a los padres en el ámbito familiar: la función nutricia y la función normativa, también llamadas de crianza y educación respectivamente, destacando que en todos los casos, al hablar de los límites, estamos haciendo referencia a la segunda.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de límites? ¿Cómo entendemos los límites en el ámbito familiar? ¿Quiénes deben encargarse de llevar a cabo su puesta en práctica en la vida cotidiana?

Rescatamos varias definiciones de “límite” que fueran dadas por los participantes de un taller para padres que se realizó desde el CEF, hace un tiempo: amor, cuidar, afecto, respetar, pautas, dificultad, construcción, norma, necesario, contención.

Vemos que aquí aparecen varias cuestiones relacionadas: se percibe a los límites como algo necesario, pero a su vez difícil de ejercer; también el poner límites tiene que ver con contener, cuidar, y ésta es una forma de dar amor y afecto. Por otro lado, es evidente que el “poner límites” en el marco de la familia es generar ciertas pautas ó normas que, partiendo del respecto a las mismas, permitan una convivencia familiar más armónica, lo cual no significa exenta de dificultades.

También creemos que es necesario que los límites sean construidos en el marco de la familia, básicamente como una función indelegable de los roles parentales. De no ocurrir ello, y como la conducta de un niño ó adolescente siempre necesita ciertas pautas entre las cuales encuadrarse, pueden desencadenarse situaciones conflictivas que, en mayor ó menor grado, conduzcan a crisis de resolución más dificultosa, frente a las cuales la propia familia muchas veces no cuenta con recursos propios para resolverlas.

En esta crisis de la familia del nuevo siglo, es llamativa la dificultad para ejercer esta “puesta de límites”. Consideramos que, encuadrada dentro una crisis social general propia de la posmodernidad, esta dificultad obedece principalmente a responder a mandatos del tipo “quiero que a mis hijos no les falte nada” ó “no quiero que sufran”; y, al momento de tener que poner los límites, que significan una frustración al deseo de los hijos, entran en contradicción entre sí debilitando las funciones parentales, cuando lo mejor es fortalecerlas.

No hay comentarios:

LUIS GONZÁLEZ

LICENCIADO EN PSICOLOGIA

Universidad del Salvador (Buenos Aires), 1983

Matrícula Provincial Nº 0089 (Colegio de Psicólogos de la Provincia del Chubut)

PROFESOR DE ENSEÑANZA SECUNDARIA NORMAL Y ESPECIAL EN PSICOLOGIA

Universidad del Salvador (Buenos Aires), 1984

Ex docente de la Facultad de Psicología - Universidad del Salvador, Cátedra de "Psicología General"

Ex Jefe de Departamento Salud Mental, Hospital Zonal Esquel

Ex Delegado Zonal, Vocal de la Comisión directiva y miembro del Tribunal de Etica del Colegio de Psicólogos de la Provincia del Chubut

Terapeuta Familiar (certificación otorgada por el Centro de Terapia Familiar de la Ciudad de Córdoba, Director: Lic. Marcelo Argüello)

Logoterapeuta y supervisor clínico en el área de la Logoterapia

Docente en establecimientos de nivel Universitario (Carrera de Enfermería, Universidad del Comahe, Sede Esquel), Superior (I.S.F.D. Nº 804) y Secundaria (Colegio Nº 713)

JUAN CRUZ BOGNI BARRY

LICENCIADO EN PSICOLOGIA

Universidad de Belgrano (Buenos Aires), 1997

Matrícula Provincial Nº 0242 (Colegio de Psicólogos de la Provincia del Chubut)

Terapeuta Familiar Sistémico (certificaciones otorgadas por el Centro de Terapia Familiar de la Ciudad de Córdoba, Director: Lic. Marcelo Argüello, y el Instituto de la Familia –San Isidro, Provincia de Buenos Aires, Director: Dr. Carlos M. Díaz Usandivaras)

Docente del Instituto Superior de Formación Docente Nº 804

Coordinador de Promoción de la Salud, Secretaría de Promoción Social, Municipalidad de Esquel